Imprimir

Tratamiento para clases de riesgo I y II

TRATAMIENTOS PARA INTERIOR

La madera destinada a interiores es tratada con productos fungicidas e insecticidas incoloros mediante un exhaustivo proceso de inmersión con el objeto de lograr la máxima impregnación de la madera.

Tratamientos especiales para madera de interior

Acabado y tratamiento de la madera

Tienen la finalidad de protegerla para poder utilizarla de un modo eficaz y prolongar su vida útil. Este tratamiento depende del tipo de madera y del uso que se la vaya a dar, en este caso la madera destinada a interiores recibe tratamientos para las clases de riesgo I y II.

Tratamientos por inmersión prolongada

Con este tratamiento se sumerge la madera durante cierto tiempo en una bañera que contiene una solución química protectora y preventiva de la acción de los insectos xilófagos y hongos. Esta solución penetra profundamente gracias a la inmersión y es totalmente incolora.

Se suele utilizar un producto que previente contra los insectos xilófagos y los hongos de pudrición y de azulado (no es curativa).

Su efectividad se ha comprobado y homologado para maderas sometidas a las clases de riesgo I (madera bajo cubierta) y de riesgo II (protegida de la intemperie con humedad elevada ocasional) según la norma EN 350-1. Este tipo de tratamiento viene acompañado de un certificado donde se especifican los componentes, cantidades aplicadas, tipo de protección, etc.