Clases de riesgo III y IV

TRATAMIENTOS PARA EXTERIOR

La madera destinada a exteriores es tratada con sales hidrosolubles con el fin de hacerla resistente al agua y a la humedad propias de la intemperie.

Las maderas que reciben estos agentes químicos son fácilmente reconocibles por acabado en color verdoso, o marrón, y también incoloro según la preferencia del cliente.

Tratamientos een verde

Tratamientos por inmersión prolongada

Se sumerge la madera, durante un periodo determinado, en un baño de líquido antiséptico e hidrófugo (creosota sulfato de cobre, cloruro mercúrico, etc.).

Tratamiento para maderas de exterior

Tratamientos en marrón

Acabado y tratamiento de la madera

Tienen la finalidad de protegerla para poder utilizarla de un modo eficaz y prolongar su vida útil. Dicho tratamiento depende del tipo de madera y del uso que se vaya a dar, en este caso, la madera destinada a exteriores recibe tratamientos para las clases de riesgo III y IV.

Tratamiento para maderas de exterior